Eternal Memory

35,00 

Eternal Memory es el colgante que simboliza el cariño y recuerdo que tenemos de una persona que se fue, y ahora nos acompañará siempre.

Este colgante de acero inoxidable de gran calidad, resalta el crespón del centro, símbolo de luto.

 

 

Escriba en este campo el nombre escogido, si no desea escribir nombre deje este campo en blanco.

Envío GRATIS a España Peninsular a partir de 60€

klarna Compra ahora, paga después. Paga con tarjeta en 3 plazos sin intereses.

SKU: SC-006 Categoría: Etiquetas: , , , , , ,
 

Descripción

Un viaje a la vida

 

Eternal Memory es un colgante de acero inoxidable de gran calidad y detalle.  Se presenta una chapa (de dimensiones 14 mm de ancho y 25 mm de alto) en la que están grabados un crespón y el nombre de la persona (a tu elección) junto a una cadena de acero estilo Serpent de longitud variable, una cadena que presenta un diseño plano formado por enlaces lisos juntados evocando la piel de serpiente, que se cierra por detrás con un cierre de mosquetón.

Hecho a mano por  joyeros españoles, Eternal Memory es el colgante que simboliza el cariño y los recuerdos que teníamos de una persona que se fue, y ahora nos acompañará siempre.

“Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, aprovecharía ese tiempo lo más que pudiera. Posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo. Le daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que verdaderamente significan. Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz.

Andaría cuando los demás se detienen y despertaría cuando los demás duermen. Y si Dios tan solo me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto mi cuerpo y mi alma. Probaría a los hombres cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse. A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido.

Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres… He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre. Y lo más importante, he aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando le tiende la mano para levantarlo. Sabias palabras de un hombre en el ocaso de su vida.”

Gabriel García Márquez

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.